Parroquia Santa María Reina

Preguntas espirituales que deberías hacerte todos los días.

Preguntas espirituales para la vida diaria.

 

“El futuro empieza hoy, no mañana”
– San Juan Pablo II

  1. ¿Qué he hecho por mi hoy por mi Fe? Yo creo en la verdad del cristianismo, así que ¿he vivido hoy conforme a esa verdad? ¿He orado? ¿He pedido ayuda, perdón, he ofrecido mi gratitud y he conversado de corazón con Dios? ¿He leído las Escrituras, el Catecismo, a los santos o a los apologetas? ¿He vivido conforme al amor de Cristo en mis interacciones con la familia, los amigos, los colegas, los desconocidos y los enemigos? ¿Miran mis ojos buscando la Verdad, la Bondad y la Belleza y he compartido todo ello en mis palabras y obras? ¿He amanecido con Dios, trabajado Dios y dormido con Dios?
  2. ¿Qué he hecho hoy por mi Familia? ¿Les he ayudado, animado, apoyado y amado en sus mejores y peores momentos? ¿Les he pedido perdón por mis peores momentos? ¿Les he escuchado –escuchado de verdad– en medio de este mundo de infinitas distracciones? ¿He sido un modelo de fe, honor, esfuerzo y buen humor para mis hijos? ¿He pasado tiempo, de calidad y en cantidad, con ellos? ¿He apoyado sus sueños y objetivos para que se conviertan en la mejor y más auténtica versión de sí mismos? ¿Experimento alegría en todos los momentos fugaces que tan fácilmente se dan por sentado?
  3. ¿Qué he hecho hoy por mi Salud? ¿Estoy cuidando de mi cuerpo? ¿Me alimento bien y de forma saludable? ¿He hecho ejercicio? ¿Estoy evitando hábitos perjudiciales para mí (fumar, beber y comer en exceso…)? ¿He intentado andar más cuando sea posible y buscar aficiones más activas?
  4. ¿Qué he hecho hoy por mi Formación (mi profesión)? ¿He sido atento, laborioso y considerado con mis pacientes, colegas y personal? ¿Me he mantenido al día de las últimas innovaciones en mi campo? ¿He sido modelo de juicio médico sensato y de humanidad reflexiva para mis estudiantes y residentes? ¿Es mi carrera una vocación y no un simple trabajo?
  5. ¿Qué he hecho hoy por mi Plenitud? ¿Cuál es la marca que estoy llamado a dejar en el mundo y cómo, en concierto con mi Fe, mi Familia y mi Formación, estoy trabajando para lograrla? ¿He dedicado tiempo a leer, escribir, conversar y aprender de mentores más sabios? ¿Esta marca ensalza y se adecúa a mi relación con Dios y con mi familia y me ayuda a mejorar en mi carrera?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *